NO MÁS CÓLICO NEFRÍTICO

Cálculos renales
Cálculos renales

El cólico nefrítico es un dolor que se origina por la presencia de cálculos que se alojan en los riñones y buscan salida a través de los conductos urinarios. Este padecimiento es catalogado como uno de los dolores más fuertes e insoportables según la medicina, siendo así, más difícil que el dolor de parto, una fractura, las quemaduras o las heridas.

El síntoma más común es la sensación de presión en la parte baja de la espalda, expandiéndose por toda ella, con ciertos latidos incontrolables que pueden producir vómitos, desvanecimiento general, fatiga y en algunos casos, estados cortos de inconsciencia. Las fiebres altas también se hacen presentes pues en el proceso, las bacterias comunes del líquido urinario, tienden a multiplicarse a gran velocidad.

Dependiendo del tamaño y la cantidad de cálculos, el especialista recurre, primero que todo, a tratamiento sintomático del dolor. Por criterio médico, si los cálculos sobrepasan el centímetro, deben ser operados. No obstante, dependiendo del caso particular del paciente, muchas veces se logran disolver y son expulsados por la uretra, bien sea como arenilla o en tamaños minúsculos.

La medicina alternativa (homeopatía), ofrece por su parte, una serie de remedios que son coadyuvantes en ese difícil proceso. Infoclicks365 te ofrece algunas alternativas naturales para superar o mantener a tope el malestar, sin el fin de sustituir las recomendaciones y tratamientos de un médico especializado.

¿Cómo aliviar el efecto doloroso de un cólico nefrítico?

  1. Hazte un baño en la tina o bañera con agua tibia. Esto permitirá que tus músculos se relajen a causa del calor.
  2. Prepara una bolsa de agua caliente, y colócala en la zona donde tengas más dolor. En caso que no tengas una bolsa, puedes usar una compresa y calentarla. El alivio es causado por la detención de espasmos en la zona.
  3. Coloca en un tobo, 2 litros de agua tibia a caliente (que puedas soportar la temperatura) y vierte 2 cucharadas de aceite de romero. Sumerge los pies en el agua, y mantenlos allí hasta que se enfríe. Sentirás alivio.

¿Qué tomar para mantener limpios los riñones?

La medicina natural es una excelente alternativa para los procesos tanto preventivos como de mantenimiento. Las propiedades coadyuvantes y en algunos casos curativas de ciertas plantas, pueden ser la opción para mantener la salud, toda vez que se ha superado adecuadamente y con supervisión médica, el proceso nefrológico.

Así, contamos en la naturaleza con frutos y vegetales tales como el melón, el pepino, el perejil, la cola de caballo y la famosa planta silvestre conocida como rompepiedra.

Aguas naturales:

Melón y pepino
Melón + Pepino

Del melón y el pepino, tomamos la concha y previamente lavadas, las sumergimos en una jarra con dos litros de agua potable. Se deja toda la noche para que el agua absorba los jugos naturales de las conchas y se consume durante el día, alternando con agua normal. Debe vigilarse que no se ponga ácida. El preparado siempre debe estar fresco. Se ingiere varias veces al día por quince días y se descansa una semana y se puede hacer alternado. Una jarra de concha de melón, descansa siete días, y luego una jarra de conchas de pepino. Observará con el pasar de los días, que las inflamaciones propias de la retención de líquidos en manos, cara, área abdominal y pies, van disminuyendo.

Infusiones.

Infoclicks365_Cálculos_renalesManteniendo el patrón de ingestión por quince días y descanso por una semana, tanto el perejil como la cola de caballo y la rompepiedras, se preparan como un té. Hervimos el agua y colocamos una cantidad generosa de cualquiera de estas ramas, hasta que el agua cambie de color. Digamos que la referencia puede ser reducir dos litros de agua a un litro. Se deja reposar y se toma a temperatura ambiente tal cual el agua potable, pero lo más recomendable es que se tome una taza en la mañana en ayunas, y otra antes de dormir. Estas ramas destruyen los cálculos y los vuelve arenilla, lo que hace más llevadera su expulsión.

Evita o mantén a raya los cólicos nefríticos con estos tips:

  1. Bebe mucha agua. Es importante que mantengas tu organismo bien hidratado.
  2. Evita lo más que puedas las bebidas negras, el alcohol y el tabaco o cigarrillo.
  3. Evita consumir grandes cantidades de productos de origen animal como las carnes, pues eleva el ácido úrico y ocasiona trastornos en los riñones. Alterna con carnes blancas y vegetales. Los lácteos deben ser consumidos con prudencia, pues aportan calcio al organismo que le es necesario, pero también puede ser causa de producción de cálculos con oxalato de calcio.
  4. No consumas los alimentos con exceso de sal. Lo primero que el médico recomienda es que la dieta sea hiposódica y en muchos casos, asódica. Mejor es ser prudente con el uso de este mineral.

Como se ha mencionado al principio, no dejes de ir al médico. Muchas veces las obstrucciones intestinales o la apendicitis se confunden con los cólicos nefríticos. Estas indicaciones son sólo alternativas para calmar el dolor al momento de un cólico, pero eso no quiere decir que es la solución a dicho padecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *